82 días en Kenia: Miscelánea sobre Nairobi: II PARTE

Bueno, ya se han ido nuestras visitas. Uno más que otra, cargados de cachivaches y sin un duro en los bolsillos, y nosotros retomamos nuestra normalidad en Nairobi. Esto me cuesta porque voy retrasada en los días y se me van acumulando los recuerdos, pero sigo en el empeño. Por lo menos así quedará lo importante, o al menos, lo que ha sido importante para nosotros.

Antes de nada, aclarar y despejar dudas. Me he enamorado de un bebé, pero nada más. Sólo he sentido una gran ternura y mayor deseo de proteger el pequeño niño de Nairobi, sucio, descuidado y enfermo bebé, pero ni hay posibilidad, ni intención, ni capacidad de que mi enamoramiento llegué a más. Espero que haya quedado claro para todos aquellos que preguntan ¿Qué bebé?

Y dicho esto, sigamos con nuestras misceláneas de Nairobi. Contaba nuestras visitas a Mister Wafula, el estupendo profesor de inglés e impresentable keniata que, por cierto, cada día lo es más –hoy se le ha olvidado que teníamos clase y con la misma me he vuelto a casa-. En fin, Mister Wafula alterna las clases de gramática y lectura con historias propias. Cada vez que me tiene que explicar que significa algo me pone un ejemplo sobre su vida para llegar al significado de la palabra. Es muy entretenido y así he sabido cómo conoció a su mujer, cuál es su relación con su suegro y quién es su hermana, entre otras tantas historias. 

La vida de su hermana es interesante. Los Wafulas pertenecen a la tribu de los Loyan. Su padre es militar y su madre, que murió siendo ellos pequeños, fue maestra. El caso es que su padre, un hombre religioso y convencido en que en la educación está el porvenir, le puso a cada hijo el nombre de un personaje destacado de la historia inglesa o americana. Así, Mister Wafula se llama Geoffrey, en memoria de Geoffrey De Freitas, un embajador británico que apoyó la creación de una Federación de África Oriental, que incluía a Uganda, Tanzania y Kenia.  Todos sus hermanos, que son nueve, tienen nombres de ilustres: Kennedy, Lincoln, Victoria…y Olimpia, su hermana especial.
De pequeña Anne Olimpia sufrió la polio en un halo de misterio porque a todos les pareció una especie de mal del diablo. El caso es que la enfermedad la dejó paralítica y también provocó que en su villa todo el mundo la repudiase. Tal fue el desprecio y la desconfianza de su gente que la familia entera tuvo que marcharse a la ciudad para proteger la vida de la pequeña. El padre buscó la mejor educación para ella y finalmente, tal y como él pronosticó, Anne Wafula Strike se convirtió en una olímpica británica y en el primer corredor en silla de ruedas que representa a Kenia en los Juegos Olímpicos. Ahora estoy leyéndome su libro, recomendado por Mister Wafula, que se titula “In My Dreams I Dance”.
Pero hay más historias. Las que vivimos en persona. No sé si ya comenté algo sobre la corrupción en Kenia.Supongo que sí, porque el carácter corrupto de los policías keniatas es tan del país que forma parte de su cultura, tanto o más como los matatus.  
Pues bien, Julio ya ha podido comprobar en persona las mañas del cuerpo de seguridad. Un domingo, Julio salió tempranito de casa porque Raúl desde España le pidió que mandase dinero al campamento, a Enkerende. A su vez, Julio le pidió a Francis que le acompañase porque no conocía el sistema de envío de aquí que, por cierto es muy curioso: tú depositas en unos de las miles establecimientos que hay la cantidad de dinero que quieras, y a través del teléfono y desde cualquier parte del mundo, el destinatario de otro número de teléfono puede ir a uno de esos establecimientos a recoger ese dinero. Se trata de transferencias a través del teléfono.
Bueno, a lo que iba, pues Julio saca el dinero, se encuentra con Francis, van a la oficina, pero no pueden ingresar el dinero porque en ese momento y hasta las dos de la tarde no está operativa. Pues, nada, pole pole y a esperar a la tarde, así que vuelta a casa. El caso es que por el camino en coche, Fracis se mete por donde no debe, o no, eso no importa y un policía le intenta parar. Ante el stop, Francis sabiendo lo que le venía encima y con un tráfico de tomo y lomo intenta huir…sin éxito. Adivinan dónde terminaron los dos amigos: En comisaría. Les acusaron de saltarse un stop, y es curioso porque en Nairobi no hay stops; acusaron a Francis de criminal y después de ser un traficante de armas; preguntaron a Julio si le pagaba por llevarle, a lo que Julio respondió con rotundidad que es su amigo…, y así hasta que llegó el momento de o a juicio o soborno: 10000 Ksh –unos cien euros-. Julio terminó regateando el soborno y consiguió disminuir la cuota a 5000 Ksh. Así, sin cumplir con el cometido, con 50 euros menos en el bolsillo, una indignación de tres pares de narices (la de Julio, porque Francis sonreía) volvieron a casa. Y es que dicen que ir a juicio hubiese sido un mal peor, ya que la corrupción fluye de arriba abajo.
Lo mejor de la historia es que todos se pegaron por pagar los 5000 Ksh. O y Francis al día siguiente vinieron con el dinero, y Raúl y Cris, hicieron una transferencia a Julio.  En fin, que Julio está esperando a que todos estemos juntos para gastar los 5000 Ksh en una buena cena entre amigos.
Por cierto, al final hizo la transferencia sin más complicaciones.
Bueno, chicos, sigo con las historias pendientes. Prometo que la próxima tratará sobre Marlene, Xochitl y Kibera.
Hoy llevo 82 días en Kenia. Julio, 88. Ya hemos ampliado el visado para poder permanecer más tiempo en el país, y por cierto eso también es una buena historia.
Hoy Nasibu ha comido con nosotros y nos ha enseñado nuevas palabras en suajili: Weee (ehhh tú), ni ni (no te pases), chunga (ten cuidado).
Seguramente Julio se va a encontrar en un aprieto para colocar fotos en este post, porque no pretenderán que se ponga a sacar flash en una comisaría. ¿Verdad? De Mister Wafula y su secretaria, Janet- que recuerdo el nombre gracias a Alberto porque me dio la pista de la hermana de Michael  Jackson- ya me buscaré una excusa para sacarles alguna foto.

Besos, abrazos y sonrisas a todos….
Pd: A ya estás tardando en venir, te esperaba ya….

8 comentarios

  1. Que fuerte Julio!, si es que eres un morrudo, mira que en comisaria, jajajaja!. Pero en fin, estaba claro que con tu labia ibas a regatear y lo que me extraña es que no regatearas más aún. La Rebe me esta diciendo que con la suerte que tienes estaba claro que todo te iba a salir bien. Besos a los dos de parte de Kiko y Rebe.

    Me gusta

  2. Sí, ya es la segunda vez que nos sobornan. La policía aquí abusa de poder y autoridad, lo que implica que nadie quiera tratar con ellos. Los keniatas lo saben, no se cortan un duro en decirlo y nadie se fía de ellos. Lo mejor que uno puede hacer es evitar juicio, pues te pueden acusar como lo hicieron con Francis, de tener armas en casa. Son capaces de todo, de inventarse lo que haga falta con tal de salir inmunes. Y Kiko, tienes razón, podía haber regateado más todavía, pero tuve que ser prudente por el hecho de desconocer hasta donde son capaces. Lo que te cuenta la gente no es nada agradable.

    Me gusta

  3. Corrección: Nuria me ha escrito. Comparte profesor con nosotros y me indica que me he equivocado: Mister Wafula no se llama Geoffrey -ése es otro hermano- se llama Goddard, en honor a un juez británico al que admiraba el padre de Mister Wafula.Kiko y Rebe: besos enormes a los dos. Un día podríamos vernos por Skype? para verles esas caritas lindas

    Me gusta

  4. Me has alegrado el lunes con tu historia. Yo me imagino llorando del cague en comisaría y Julio regateando… En fin.Me encantan las historias de Míster Wafula y su tribu de hermanos con nombres ilustres. Bssss. Leila

    Me gusta

  5. aiixxx yo también quiero estar ahí YA! de hecho esas eran las fechas que tocaban…bueno, las segundas o terceras.. porque se han cambiado tantas veces! pero ya en nada estoy ahí! y con muchísimas ganas!besitosA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s