3 día en Kenia: el mercado

El Club Kenia
¡Madre mía!. Cómo todas las noches sean así, yo muero en Kenia. Anoche nos fuimos a cenar a un sitio de moda de Nairobi. Según I, el KOne, – Club Kenia- así se llama. Es un lugar de encuentro de gente de bien del lugar, de profesionales liberales a los que les va bien las cosas, como son los periodistas… !Ejem! Vaya realidades tan diferentes ¿No?. 
Bueno, el sitio era estupendo. Una explanada ocupada por grandes cabañas, unas bajas, otras alzadas. En la cabaña que nos metimos había música en vivo, esplendida. Allí conocimos a Dega, una somalie amiga de I que está metida en muchas historias, que pretende crear un museo de arte keniato y que es artista. 28 añitos, encantadora, sonriente y con la mejor de las conversaciones. Pena que me perdía mucho de lo que decía… De todas maneras quedamos en que le ayudaría a abrir ese museo…je je je. 
En fin, nos pasamos hasta las 2:30 de la madrugada charlando y bailando ocasionalmente con negros, a Julio le pretendió una negrita con peluca larga y pelirroja y yo bailé con dos negritas que me cogieron por banda, es que I dice que las mujeres están tan hartas de los hombres y de sus maneras que prefieren acercarse a las mujeres, Pues, !vaya por Dios!. ¡Ah! y  A tuvo un éxito arrollador y hasta pesado con dos keniatas, uno joven y otro viejo. 
Paseando por el City Marquet
Hoy nos hemos levantado con un poco de más calor. Ha venido en su primer día nuestra ‘Keli’, como la llama Julio, que se llama Judit y que tiene pinta de muy buena gente. Va a venir a limpiar la casa tres veces a la semana. Francamente no es necesario, pero así ella tiene trabajo y consigue que la compañía que nos la ofrece le hagan fija. Pues, sí es para buen fin…. No sé si me acostumbraré… Sí que me acostumbraré. 

Nos hemos despedido de Judit y Nasib nos ha llevado al City Marquet. Ya saben, lo típico. Todos detrás de nosotros para que entráramos en su tienda, eternos regateos y algunas que otras chucherías al bolsillo. Lo que no era común es que no había ni un turista, por no haber no había ni un comprador, excepto nosotros. Julio estuvo genial con su jerga regateo, mientras yo le iba destrozando sus negociaciones con mi espontánea torpeza. Para librarme de ellos, les prometía que volvería en otra ocasión. Creo que no miento ¿No?. En el mercado compre flores para que la casa parezca más nuestra casa.  Después I nos llevó a la Biasara Street- calle de negocios- donde nos hemos comprados algunos Kikoy, pareos de telas de la India que son estupendos. Y es que los mejores comerciantes de Kikoy son indios. En Nairobi hay una buena comunidad de ellos. 

Poco más, nos hemos dado un buen paseo, hemos disfrutado de la calle bulliciosa, ruidosa, estruendosa, llena de coches, de gente, de…alguna miseria y, con nuestro Nasib al supermercado, hemos hecho una buena comida en casa.
Hoy ha sido una buena mañana, pero por la tarde hemos recibido la noticia de la muerte de Adelina, la abuela de Julio. Una mujer encantadora, familiar, lista y cariñosa, por lo menos conmigo. En fin, que la tarde la hemos pasado tranquilos, tristes y Julio añorando estar con su familia. Ahora pasamos una noche en casa, tranquila y lo más familiar posible. Yo escribo mi post diario, escuchamos a Buka, A está haciendo una tortilla de papas y Julio e I charlan tranquilamente, todo con un buen vino. 
Hoy hemos aprendido una frase nueva, necesaria para el mercado: Gali Sana: ‘Muy Caro’ 

Hoy comenzamos a diferenciar las caras de los somalíes de los keniatas. Los primeros tienen las caras más largas, las narices más finas y el pelo menos encrespado. 
Hoy nuestras almas se han ido con la gente del pueblo. 
Hoy sólo quiero dar muchos besos a Julio, pero no quiero agobiarlo.

Hoy nos han acompañado: Kiko, Eva Vera, Eva Martín, Virginia, Marpelina, Sergio, Mavi, la Ratita, Martita Pinel y un anónimo que nos echa mucho de menos

Para los curiosos: Nuestra cocina

11 comentarios

  1. LA RATITA DICE: siento mucho lo de la abuelita, dale un besote enorme, la recuerdo en su sillita sin parar de hablar…Y bueno que pasa con vosotros, estais de vacaciones, nos habeis engañadoooooooooooo, que envidia churri, como me gustaría acompañarte y desconectar, un día de estos me quedo fritaaaa de mis tensiones… os echo de menos, mil besicos. SILVI

    Me gusta

  2. Por favor! Soy incapaz de dejar un comentario! Repelo la tecnología, en serio. a ver si ahora… que te sigo, que me encantan tus historias y más me gustaría estar ahí.Bsss

    Me gusta

  3. Sigo siendo yo, evam, por lo que veo te has pasado el día, en un restaurante de moda, luego de compras y tarde tomando vinos??? estás en Nairobi de verdad??? jajaja…Menudo plan no?? besitos indiana.

    Me gusta

  4. Hola chicos!. Lo primero que Rebe y Yo sentimos mucho lo de la Abuelita de Julio, ya nos enteramos aquí en el pueblo, y le mandamos un beso enorme a Julio. Por otro lado, la verdad es que no estais nada, pero nada de nada mal, pájaros, que sois unos pájaros. Pues claro que sí, es lo que teneis que hacer, disfrutar todo lo que podais. Ole y Ole!!! Bueno campeones, seguimos en contacto. Cuidaros mucho. Un beso a los dos. Kiko y Rebe.

    Me gusta

  5. Pero vamos a ver chicos, que cojones haceis que nos teneis aquí a todos espectantes y no hay ninguna noticia nueva de ninguna aventura ni na de na, pero de que vais?!, esto no se hace, a escribir pero ya hombre!!!!!!!Besossssssss.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s