Licenciada en Estebanismo

Definitivamente aquello que me enseñaron, algo que iba sobre que ”con esfuerzo y estudio se alcanzaba el éxito y el reconocimiento”, está totalmente devaluado. En una sociedad, en la que una tal Belén Esteban-licenciada en nada, especializada en nada, reconocida en nada y sin talento en nada- se convierte en la persona más popular del Estado, más admirada y mejor pagada, está claro que lo que más valora no es precisamente la formación, la preparación y la profesionalidad.

Imaginemos las dos caras de una carta de una baraja muy especial. Imaginemos, que en cada cara aparece una mujer, de treinta y tantos años, las dos mirando al frente, buscando futuro. Una, con la expresión radiante y otra, con gesto de angustia. Observemos mejor. Echemos un vistazo a sus vidas. La primera, proviene de una familia baja media; terminó a duras penas el bachillerato; se hace novia de un torero; se queda preñada y vive de ello durante diez años. Ahora, es protagonista estrella del eco del corazón, interviene en contables programas de televisión, no sabe de nada y habla de todo, se hacen estudios de ella y, se dice que cobra como mínimo 30.000 euros al mes. Con este montante, que va acumulando, su jubilación está garantizada.

Vayamos a la otra, la de expresión angustiada. Terminó el bachillerato, estudió una carrera de cinco años gracias a una beca y a sus trabajos de camarera de todos los veranos. Después se fue a otro país, por ejemplo Londres, y estudió inglés mientras curraba en bares, supermercados, hoteles… Volvió a su país y comenzó a desarrollar su carrera profesional. En diez años consiguió que su sueldo inicial de 300 euros, llegase a los 1.500, un prestigio profesional y mucha experiencia laboral. Pero vaya, las circunstancias le han dejado en la calle. Su futuro pinta negro y su vejez bastante insegura. Hoy, mientras busca trabajo, ve todos los días a ‘la Esteban’ desgañitarse en ‘la Cadena amiga’.

En fin. La segunda mujer se siente muy estúpida y con la sensación de que ha perdido mucho el tiempo. Por eso creo, por ser prácticos y por el futuro de las nuevas generaciones, que los eruditos fabricadores de carreras de éxito tienen que ir pensando en elaborar una licenciatura denominada Estebanismo, porque está claro que esta Era puede convertirse en la de: cuanto más ignorante seas, escándalos acumules, más grites, más critiques y menos esfuerzos luzcas, mejor se te pagará y más reconocido estarás.

4 comentarios

  1. Muy bueno el artículo. Estoy totalmente de acuerdo con su autora. Mal va este país si Belén Esteban es el ejemplo a seguir para todas esas niñas que quieren ganarse bien la vida sin dar un palo al agua

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s